Chupándole la almeja a mi gordita hermosa

0%

Mi esposa disfruta demasiado el sexo oral, antes no tenía mucho gusto por esto porque decía que no sentía nada de placer, pero en cuanto yo le dí por primera vez una buena mamada, ella se vino en segundos. Ahora va aguantando más, pero se vuelve loca cada que le chupo la pucha y sinceramente, a mi me encanta sentir como se moja.

Si te gusta el sexo oral a mujeres, creo que no puedes dejar de ver a mi gordita disfrutando. No solo eso, también le metí los dedos bien rico y no dejó de gozar la cabrona hasta mojarse de lo más sabroso.

  • COMPARTIR
0 Comentarios
LEAVE A REPLY
Tu email no sera publicado.